Barack Obama sobre Bob Dylan



Cuando Bob Dylan ganó el Premio Nobel de Literatura, el presidente Barack Obama fue una de las voces públicas de mayor relevancia en elogiar la figura de Dylan, llegó a referirse a él como su "poeta favorito" y un "bien merecido Premio Nobel".

Durante todo su mandato, Obama siempre mostró en numerosas ocasiones una especial admiración por la carrera de Dylan, llegando a poner las canciones de Dylan entre sus favoritas de todos los tiempos, pero si hay que recordar una ocasión en la que Obama habla sobre la grandeza y singularidad de Dylan es esta.

En 2010, después de que Dylan tocara en la Casa Blanca por primera vez, la revista Rolling Stone le preguntó a Obama sobre la actuación de Dylan. Obama elogió la experiencia, pero también reveló bastante sobre cómo fue ese encuentro con el verdadero Dylan, cuya actitud estoica y "escéptica" impresionó al presidente:

"Esto es lo que amo de Dylan: era exactamente lo que esperaba que fuera. No vino al ensayo, por lo general, todos los que vienen ensayan la noche antes. Él no se quiso hacer una foto conmigo, todos los que tocan se mueren por hacerse una foto conmigo y con Michelle antes del concierto, pero él no se presentó a eso. Entró y tocó "The Times They Are A-Changin". Una bonita versión. El tipo está tan inmerso en esto que puede salirte con arreglos totalmente nuevos, y la canción suena completamente diferente. Termina la canción, baja del escenario, estoy sentado justo en la primera fila, se acerca, me da la mano, más o menos inclina la cabeza, me dedica una pequeña sonrisa y luego se va. Y eso fue todo, así se fue. Esa fue nuestra única interacción con él. Y pensé: Así es como quieres a Bob Dylan ¿No es cierto? No quieres que él sea todo cursi y sonriente contigo. Quieres que sea un poco escéptico sobre todo el asunto. Así que fue un verdadero placer ".

Muchos medios norteamericanos coincidían que solo había un artista vivo que podía permitirse ese comportamiento en un concierto en la Casa Blanca ante el presidente Obama y aún así ser elogiado por ello, ese era Bob Dylan.

Dos años más tarde, en 2012, Obama fue más allá aún en su alago a la figura de Dylan cuando le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad, "el más alto honor civil del país". El discurso del presidente en la ceremonia celebró al músico de una manera grandiosa.

"No hay un gigante más grande en la historia de la música estadounidense", dijo Obama refiriéndose a Dylan, y agregó que el "poder sumamente único" y la voz artística del cantante y compositor redefinieron "no solo cómo sonaba la música, sino el mensaje que transmitía". y cómo hizo sentir a la gente ".


Javier Ortiz

Soy emprendedor en sextaplanta.com, una agencia digital en turismo y activista en Habitación61.com, blog sobre estrategia digital. Entusiasta de los blogs y de la música, por eso escribo en Dylanitas. Malagueño y padre de 3.